jueves, 19 de septiembre de 2013

Cómo reciclar, reducir y reutilizar residuos en restaurantes

Los restaurantes son lugares en los que hay una gran variedad de desperdicios que usualmente terminan juntos en el mismo bote de basura. Para poder aprovecharlos y ayudar al planeta las grandes cadenas de restaurantes aplican las 3 "R".

Algunos tips:

Reciclar, reducir y reutilizar no son tareas difíciles si sabemos exactamente qué materiales que podemos recolectar. Y si hablamos de empresas que pueden aportar mucho al planeta con esta labor, los restaurantes (por más pequeños que sean) generan muchos desperdicios que se pueden aprovechar.

Lo primero en lo que debes pensar es en cómo reducir desechos. Por ejemplo, si usas platos y vasos descartables para servir la comida, cámbialos por menaje de porcelana o vidrio, verás que a la larga no sólo reducirás los desechos, sino también ahorrarás.

Usa menos bolsas y empaqueta menos tus productos. Si bien se ve muy bonito usar más bolsas de papel o plástico, puedes ayudar al planeta usando solo lo necesario. Otra buena idea es premiar a los clientes que pidan la comida para llevar y tengan sus propios recipientes (tapers), con algún descuento o regalo. Haz lo mismo con aquellas personas que lleven sus propios mugs para el café.

Entrena a los miembros de tu restaurante en la cultura del reciclaje. Coloca tachos para vidrio, plástico, papel y desechos orgánicos. Puedes ofrecer alguna recompensa al equipo que manejó mejor la gestión de residuos (cocina y salón).

Sabemos que en los restaurantes siempre hay productos alimenticios que caducan o que los clientes no terminan todo lo que se les sirvió en el plato. Junta estos desechos en el tacho adecuado y haz compost con él, así tendrás un abono orgánico que te servirá para mejorar la tierra tu jardín o huerto y alimentar a tus plantas.

En cuanto al aceite que se ha usado para freír la comida, recuerda que si lo viertes por el desagüe, puede bloquear las tuberías, además, un litro de aceite de cocina, contamina mil litros de agua. Lo que puedes hacer es verterlo en una botella de plástico y tirarla a la basura.

Sin embargo, el aceite también se puede reciclar; por ejemplo, en España son cada vez más los municipios que disponen de “puntos limpios” donde puede dejarse el aceite usado para su reciclaje, el cual generalmente convierten en biodisel, así que es hora de ponernos las pilas y pedir a nuestros candidatos y alcaldes que se preocupen más por esto, proponiéndoles seguir este buen ejemplo.





Fuente: Greenpeace
Imagen: NaplesNews

No hay comentarios.:

Publicar un comentario